¨El GENERAL en su LABERINTO…

En las MESAS de este mágico CAFE LITERARIO ronda el ESPÍRITU de aquellas PAREDES que marcaron la movida CULTURAL de un BUENOS AIRES,que no eran TAL que requería de pláticas para desahogarse de una DICTADURA que generaba opresiones de todo tipo…

De ellas salen personajes como el de HOY  la Dra CLARA INES CHAVES ROMERO que apunta a REALIDADES de este TIEMPO…Si los ESTADOS UNIDOS devuelve a SALVADOR CIENFUEGOS ZEPEDA para no entrar en problemas (sic) con MÉXICO… 

Porque no referirse a  este…

¨El GENERAL en su LABERINTO…

La bondad de la democracia es que permite la diversidad de ideologías y de los pensamientos, y por lo tanto estos debates que se generan la enriquecen, y deslegitima todo uso de las armas, cuando se tiene lo más importante: la palabra, el discernimiento, la lógica, y la negociación.

El caso de los acuerdos de paz que se firmaron en noviembre de 2016 es un ejemplo de ello, pues en un Estado democrático las luchas se deben realizar con ideas y en las urnas y no con la violencia.

En una sociedad que tiene como tradición la división y la polarización a través de su historia, sorprende que un acto de unidad en busca de la paz como son los acuerdos de paz, los cuales contienen elementos fundamentales no solo para desarrollar el país, sino para saldar las deudas que el Estado de manera histórica tiene para con las víctimas y el sector campesino, generen ampollas por parte de sectores que con su actitud negativa y mezquina buscan distorsionar la bondad de los acuerdos de paz, quizás porque la JEP comienza a mostrar resultados en sus investigaciones las cuales al parecer no convienen a determinadas personas o sectores de la sociedad colombiana.

Sorprende las palabras del general Jorge Enrique Mora quien fue uno de los negociadores de los acuerdos de paz y habiéndolo avalado en la Habana, mencioné que favorecen a la exguerrilla de las FARC.

Lo único cierto es que según noticias de prensa, los únicos que están siendo exterminados en el país son los reinsertadosy los líderes sociales que apoyan los acuerdos de paz. Es decir, la historia se repite, pues así lo hicieron con la extinta Unión Patriótica y con el Nuevo Liberalismo.

En igual sentido, cabe recordar que el surgimiento de los distintos grupos guerrilleros fue el resultado de la falta de presencia del Estado en cada rincón de la geografía colombiana, pues hasta la fecha existen varios territorios que no gozan de servicios públicos, ni de vías primarias, secundarias y terciarias y mucho menos de un hospital digno, ni de alternativas de educación y empleo.

No se entiende como un militar de la altura del general Mora, a estas alturas del paseo, critique los acuerdos de paz, cuando tuvo en su momento la gran oportunidad de realizar los aportes correspondientes para que estuvieran ajustados a sus ideas.

De otra manera, lo que se pretende con los acuerdos de paz es que los distintos actores del conflicto de manera igualitaria hagan sus aportes a la verdad, y con ello el país pueda voltear la página negra de su historia, pues en derecho la ley es para todas las personas por igual sin distingo alguno.

Deberíamos dejar de achacarle a los acuerdos de paz y a la JEP la polarización generada por algunos sectores de la vida política del país, y no echar leña al fuego para a acrecentar las divisiones y la pelea de expresidentes, pues el país debe estar por encima de las rencillas políticas y de los partidos que en las últimas décadas poco le aportan a la democracia, a la equidad, a la cohesión social y al desarrollo de Colombia.

No permitamos que las noticias falsas y el ya gastado dicho del castrochavismo sigan reinando, pues no solo cansa sino que se pierde la objetividad que los colombianos debemos tener para que entre todos en un dialogo nacional podamos reconstruir el país, acabando con los populismos de derecha y de izquierda que tanto daño nos ocasionan.

Para nadie era un secreto que en el tiempo de la implementación de los acuerdos se encontrarían dificultades, pero nosotros como sociedad debemos unirnos para sacar adelante este proyecto para beneficio de todos.

No se desconoce que a pesar de las dificultades que los acuerdos de paz y la JEP en particular han tenido desde su creación, estos siguen vivos. Tengamos en cuenta que es el Estado el que tiene la obligación de apoyar esta institucionalidad que tiene carácter constitucional para que pueda cumplir con sus funciones y mandatos.

De igual forma, recordemos que es la comunidad internacional la que le ha pedido en varias ocasiones al Estado colombiano y al gobierno, el cumplimiento de los acuerdos de paz, y el no utilizar en otras cosas distintas, como al parecer lo han venido haciendo, los recursos que le han otorgado para su consolidación.

(*) Exdiplomática y escritora

Si el…¨CORONEL NO tiene quien le ESCRIBA…¨de un GABRIEL GARCIA MARQUEZ magnífico combinado con el sublime IMANOL ARIAS…Por suerte este GENERAL tuvo quien le dedicara sus LÍNEAS….

 

Si te gustó esta  EXPERIENCIA ARTÍCULO, y quieres AYUDARNOS haz tu DONACIÓN:AQUI

Y no se olvide de seguirnos como todos los JUEVES a las 9 pm en…

CONTINUARÁ…

CON JABÓN…! NO COMO PILATOS PORFIS..

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Contenido Protegido