DDL…Dulce De Leche…!

DDL…Dulce De Leche…!

Un CLASICO de la region en donde según se dice los ARGENTINOS se atribuyen una PATERNIDAD que hace gala aquello de que el EXITO tiene mil PADRES y los FRACASOS solo UNO…Decidimos ir a WIKIPEDIA para tener esa vision distinta del tema…

Esto nos cuenta :

«Existen diversos relatos sobre el origen del dulce de leche. A pesar de que varios de los países donde se produce se atribuyen su invención, ninguno ostenta la denominación de origen.

En 1998, el cronista argentino Víctor Ego Ducrot manifestó que el dulce de leche se originó en la Capitanía General de Chile, llegó a Cuyo y a Tucumán, donde se utilizó como relleno para los alfajores, y posteriormente a Buenos Aires.1​2​3​ En 2008, durante el Primer Seminario de Patrimonio Agroindustrial de Mendoza, el arquitecto argentino Patricio Boyle dio cuenta de que el Colegio de Mendoza reportó en su libro del Gasto y las Entregas, entre 1693 y 1712, la importación de varios frascos de «manjar»: «se importan en el siglo xvii varios frascos de manjar, el célebre dulce de leche de origen chileno y que viajan a través de la cordillera hasta el colegio de Mendoza».​ En Chile existen registros de su consumo desde la época colonial.​

En Brasil, se encuentra un relato escrito acerca de la producción de dulce de leche, datado en el estado brasileño de Minas Gerais en 1773.​

En Argentina, se encuentra en el Museo Histórico Nacional un documento que fecha la invención del dulce de leche hacia 1829 en instancias en que estaban por reunirse para firmar un pacto de paz (Pacto de Cañuelas) Juan Manuel de Rosas y su enemigo político (y primo hermano) Juan Lavalle en la estancia del primero en el partido de Cañuelas, en las afueras de Buenos Aires. Lavalle fue el primero en llegar y, fatigado, se recostó sobre el catre de Rosas y se quedó dormido. La criada de Rosas, mientras hervía leche con azúcar (preparación conocida en esa época como «lechada») para acompañar el mate de la tarde, se encontró con Lavalle durmiendo sobre el catre de su patrón. Ella lo consideró una insolencia y fue a dar aviso a los guardias. Poco tiempo más tarde arribó Rosas, que no se enfadó con Lavalle y pidió a la criada el mate con leche, quien recordó en ese momento que había dejado la leche con azúcar al fuego durante un largo tiempo. Al regresar a buscar la lechada, la criada se encontró con una sustancia espesa y de un color similar al marrón. Su sabor agradó a Rosas y se cuenta que compartió el dulce con Lavalle mientras discutían los puntos del pacto.

Sin embargo, el mismo Ducrot, en su libro Los sabores de la patria: las intrigas de la historia argentina contadas desde la mesa y la cocina (1998) sobre la gastronomía argentina, explica que la anécdota de Rosas solo es una mistificación derivada de otra acontecida doce años antes en Chile. Indica que, tras la llegada del Ejército de los Andes a Chile en 1817, se produjo la difusión de este producto chileno hacia el Río de la Plata y Perú, y que el principal responsable de su promoción fue precisamente el libertador argentino José de San Martín a quien, en lugar de la lechada, se le ofreció «manjar» para atenuar el amargor y endulzar su mate. A San Martín, reconocido sibarita, le gustó de tal forma el «manjar» que se llevó varios frascos en la Expedición Libertadora del Perú (1820-1824) para él y su hombres. En su retorno hacia La Plata, se llevó otros frascos junto con la receta para producirlo.​

El naturalista suizo Johann Rudolf Rengger, quien viajó al Paraguay entre 1819 y 1825, menciona en su libro Viaje al Paraguay en los años 1818 a 1826, la elaboración de dulces producidos, entre otros, a partir de leche y almíbar de azúcar.8​ En este país el dulce de leche se considera un producto tradicional.

Uruguay argumenta que el dulce de leche debería considerarse típicamente rioplatense y no exclusivamente argentino, como la casi totalidad del patrimonio cultural de ambos países. En torno a este hecho se desató una polémica cuando en abril de 2003 la Secretaría de Cultura de la Nación de Argentina anunció su intención de declarar patrimonio cultural argentino el asado, las empanadas y el dulce de leche. En respuesta a este intento, Uruguay elevó un pedido ante la Unesco para que esos tres productos se consideren, debido a su origen incierto, integrantes del patrimonio gastronómico del Río de la Plata.9​ El organismo aún no se ha expedido sobre el tema.

El escritor e historiador argentino Rodolfo Terragno asegura que el dulce de leche se encuentra en diversas culturas antiguas. En el Āyurveda, por ejemplo, aparece con el nombre de rabadi y se recomienda para evitar enfermedades y corresponde al postre de la India actual más comúnmente llamado rabri. No obstante su parentesco como subproductos lácteos, el rabadi (al que Terragno llama «dulce de leche blando») es un subproducto del yogur, y el khoya (al que denomina «dulce de leche duro») es ricota.10​

Una investigación de 2016 plantea que el origen del dulce de leche estaría en Indonesia, y que alrededor del siglo vi fue llevado a las islas cercanas, entre ellas las Filipinas. Siglos más tarde, al ser conquistadas estas últimas islas por la corona de España, los europeos conocieron la receta, que llevaron al resto de sus territorios y en especial a Indias…¨

Como ven estos es muy complejo de descifrar así que les dejamos esta base para vuestra INVESTIGACION profunda si gustan…

Aunque es mucho mejor estas recetas con dulce de leche para compartir… O no..!

Si te gusta mucho el dulce de leche te sugerimos que pruebes hacer estas recetas para endulzar las tardes.

ROGEL

TIEMPO: 60 minutos / PORCIONES: 12-18
¿Qué lleva?

Masa

8 yemas / 1 taza de vino blanco /

70 g de manteca derretida / Harina / 2 potes de dulce de leche repostero

Para el merengue

100 g de claras / 200 g de azúcar

¿Cómo se hace?

Mezclar las yemas con el vino y la manteca derretida, incorporando de a poco harina hasta formar una masa de textura firme. Dejar descansar en heladera, tapada con papel film, por 30 minutos.

Estirar la masa en forma de discos con la ayuda de un palote (tené en cuenta que salen entre 6 y 8, aprox.). Cocinar en horno a 180 °C hasta que queden dorados y secos.

Colocar el primer disco en una base y rellenar con el dulce de leche. Repetir con el resto de los discos.

Por otro lado, preparar un almíbar colocando azúcar y agua en una olla.

Batir las claras a nieve y sumar el almíbar en forma de hilo al batido de las claras hasta que esté frío. Poner el merengue sobre las capas de masa con dulce de leche y, por último, colorear el merengue con un soplete de repostería.

FLAN DE DULCE DE LECHE

TIEMPO: 60 minutos / PORCIONES: 6
¿Qué lleva?

100 g de azúcar + azúcar para los moldes / 4 huevos / 300 g de dulce de leche clásico / ½ l de leche / 1 cdta. de extracto de vainilla

¿Cómo se hace?

Acaramelar los moldes con un caramelo con lindo color. ¿Cómo hacerlo? Poner en una sartén a fuego bajo una taza de azúcar hasta que se disuelva, cuidando de que no se queme.

Con la ayuda de un batidor de alambre, mezclar el azúcar con los huevos, el dulce de leche y el extracto de vainilla. Agregar la leche y, si se hizo mucha espuma, sacarla con un cucharón.

Rellenar los moldes acaramelados con la mezcla hasta las ¾ partes y cocinar a baño María con fuego medio durante 45 minutos.

Dejar enfriar, desmoldar y servir. Y aunque suene redundante: ¡se acompaña con un poco de dulce de leche!

BOCADITOS TIPO VAUQUITA

TIEMPO: 10 minutos / PORCIONES: 24
¿Qué lleva?

500 g de dulce de leche repostero / 500 g de azúcar impalpable / Azúcar impalpable extra para espolvorear

¿Cómo se hacen?

Mezclar enérgicamente el dulce de leche y el azúcar impalpable hasta que quede bien homogénea la mezcla. Poner papel manteca en la base de una fuente o placa de horno y espolvorear con azúcar impalpable. Verter la mezcla y estirarla del grosor que prefieras.

Espolvorear por encima con más azúcar impalpable y dejar durante dos días sin tapar en un lugar seco y con algo de calor para que se seque por fuera. Cortar y servir.

Dato: ¡también quedan muy ricos congelados!

TRUFAS DE VAINILLA Y COCO

TIEMPO: 10 minutos / PORCIONES: 24
¿Qué lleva?

1 paquete de vainillas / 1 pote de dulce de leche tradicional / 1 sobrecito de coco rallado seco

¿Cómo se hace?

Romper las vainillas con las manos y mezclarlas con el dulce de leche. Ir probando la consistencia: lo ideal es que quede un poco húmeda pero maleable.

Hacer bolitas con las manos y pasarlas por el coco rallado.

Guardarlas en la heladera hasta el momento de comer (¡si es que podés no tentarte antes!).

Y vos… ¿Sos muy fan del dulce de leche? ¿Cómo te gusta compartirlo?

COMPARTILO…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Contenido Protegido