EL ARTE CONTEMPORÁNEO EN POCAS PALABRAS (I)

camilo_botero_01

Arte Contemporáneo es
 
… romper los marcos

Antes se conocían muy bien los lugares para el arte. Solía estar sobre una pared, ser plano y estar delimitado por un marco cuadrado (mucho mejor si era dorado). Pero el arte empezó a sentirse asfixiado. Y desde que es contemporáneo hace todo lo posible por saltar a la vida, ocupa el espacio en las instalaciones, los ambientes. Transcurre en el tiempo en los performances, en los happenings. Le gustan todos los medios: la arquitectura, el diseño, el dibujo, los medios de comunicación, el video-arte, la escultura, las tiras cómicas, las pantallas electrónicas. Se sale de los museos y ocupa la vida diaria, la calle, los objetos cotidianos. Habita entre nosotros.

… de todos

Antes se pensaba que el arte era para iniciados. Estos pocos hombres, tocados por la gracia divina, por las musas, respirando genialidad por todos los poros debían someterse a largos años de aprendizajes de técnicas para lograr imágenes bonitas. Y estas imágenes eran dirigidas también a otro grupo de iniciados en un culto exclusivo. El arte contemporáneo se ha atrevido a decir por boca del artista alemán Joseph Beuys que “todo hombre es un artista”, que todo hombre tiene el derecho a expresarse y que el arte no sucede sin la presencia de un espectador.
 

 
… para todos

Marcel Duchamp puso un orinal en medio de un museo. No trataba de decir con ello que el arte no valía la pena. Sino que en el arte todo valía lo pena. Todo podría convertirse en arte si alguien decidía que por medio de ese elemento podía comunicarse. Desde entonces el arte no era de unos pocos para unos pocos. Sino que podía ser de todos y con la participación de todos. Ya no había unas técnicas refinadas o unos materiales aristócratas, sino que todos los materiales, todos los objetos y todas las relaciones que se tejen entre ellos tenían derecho a pertenecer al mundo del arte. También cada uno de nosotros.
 … la vida

Durante siglos, el arte se ha ocupado de los dioses, de los santos, de los condenados, de los ideales, y hasta de él mismo: de los colores, de las formas, de las texturas. Hoy el arte contemporáneo quiere ocuparse de la vida, de la política, del medio ambiente, de las ciudades, de las exclusiones, de las mujeres, del racismo, de la vida cotidiana, de los mecanismos de poder. Es un arte que quiere habitar entre nosotros.

03
 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Contenido Protegido