Estamos cansados de EXPRESIDENTES…

Cada vez que CLARA INES CHAVES ROMERO nos aporta su pluma literaria sabemos que de manera segura se producirá un cúmulo de acciones y reacciones que motivarán ese diástole y sístole que mueve el corázon  y las neuronas de los LECTORES,generando transformaciones INTELECTUALES  que van mas allí de meras coincidencias o no,de visiones que nunca más serán iguales que las que se poseían antes de dicha EXPERIENCIAS…

HOY nos trae una PROPUESTA;que bien podría ser el escenario de muchas instancias COLOMBIANA,como el de cualquier otra DEMOCRACIA del planeta…y si no LEA para muestra sobra un LINEON…

OBRA:Reverso                                                                                                                                                                                       COLECCIÓN:Sin Pensar                                                                                                                                                                                     AUTOR :Julián Bermúdez Hunda

¨Estamos cansados de EXPRESIDENTES…

En el país del Sagrado Corazón la meritocracia y el empuje a las nuevas generaciones no funcionan a excepción de los delfines.

El poder que ostentan los expresidentes está por encima de la constitución, pues una de las cosas por las cuales algunos de ellos no querían que los acuerdos de paz surgieran a la vida del país, es porque no deseaban ser tocados u obligados a comparecer ante la JEP a responder por algún posible delito. Es decir son vacas sagradas.

Todo el bullicio de los del “NO” fue en parte por lo dicho anteriormente según lo manifestaron los medios en su momento; por ello, se logró la reforma de los acuerdos en ese sentido, y estos personajes son al parecer intocables.

Todos ellos se llaman demócratas pero en la verdad no lo son. Viven aferrados al poder y a la influencia que cada uno genera. Es decir, tienen la capacidad de cambiar decisiones, de hacer que alguien pase al teléfono, de imponer su voluntad y de no dejarle cabida a las nuevas generaciones y más si con ello se puede ver reducida su zona de confort.

Lo vemos en el partido liberal con el expresidente Gaviria quien acabo con la razón de ser del liberalismo como ideología. No suelta la dirección del partido y no es capaz de imponer la disciplina en el mismo, salvo la que sea de su conveniencia.

A Pastrana por su parte, en lugar de sentirse feliz como colombiano del buen término de los acuerdos de paz por los que tanto lucho en su gobierno, le duele que no haya sido él quien los consolido. No deja de pensar en su resentimiento ni en las componendas políticas pues ya se encuentra en el proceso preelectoral al lado del Centro Democrático con miras a las elecciones del 2022 y no le importa denigrar de lo positivo que tienen los acuerdos de paz de la Habana ya que ello no le representa votos y si por el contrario, parecería que le causa una cierta envidia.

Él debería pensar en cómo reconstruir su partido de las cenizas que él mismo ayudo a generar y mirar candidatos propios, ya que dentro de su expartido conservador existen personajes importantes que podrían darle al país un aire de nuevas ideas.

Por su parte Uribe con sus continuas peleas similares a las señoras de la plaza de mercado, cansa y se desgasta generando odios y divisiones que no conllevan sino a la perdida de la unidad nacional.

Como colombiana me pregunto si mejor estos expresidentes no deberían mejor pasar a la historia quedándose en lo que fueron los aciertos y desaciertos de sus mandatos presidenciales y ayudando a la democracia con su silencio, sin producir incendios innecesarios que a lo que conducen es a terminar la poca democracia que nos queda.

Por su parte aunque Juan Manuel Santos permanece prudente, valdría la pena que ayudara a sanar las heridas de esa riña absurda que el presidente Uribe le cazó, pues está pagando el castigo de no haber sido su marioneta.

La obligación de los expresidentes es dejar que las nuevas generaciones tomen en sus propias manos las banderas de cada partido, con ideas y dinámicas nuevas. La enseñanza de Belisario Betancur es digna de ser imitada por los eternos presidentes; deberían dejar a los demás gobernar en paz, y sobre todo acabar con la polarización y las rencillas que ellos mismos crearon.

Parecería ser que en Colombia el poder gira en torno de estos maquiavélicos expresidentes, así como del narcotráfico, de los grupos económicos y de los medios de comunicación que ahora le venden el alma al diablo a cambio de los favores de un expresidente.

La humildad, la prudencia y la independencia serían la mejor herencia que estos honorables expresidentes podrían dejarle a las futuras generaciones y a la historia del país.

El país debe estar por encima de los partidos políticos y sobre todo de los que se dicen que existen en Colombia, pues ellos no responden a las necesidades del pueblo colombiano

Exdiplomática y escritora (*)

Cuando esta REALIDAD que es casi una MATRIX que bien podría ser adaptada a cualquier PAÍS de este bendito PLANETA…si bien esto es casi un CALCO de aquello que llevamos viviendo por años .les dejamos estas IMAGENES que  valen mas que ….

Si te gustó esta  EXPERIENCIA ARTÍCULO, y quieres AYUDARNOS haz tu DONACIÓN:AQUI

Y no se olvide de seguirnos PROXIMAMENTE en…

CONTINUARÁ…

CON JABÓN…! NO COMO PILATOS PORFIS..

 

 

 

 

2 thoughts on “Estamos cansados de EXPRESIDENTES…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Contenido Protegido