TAZA DE CAFFÉ #2 (un hombre nuevo)

TAZA DE CAFFÉ #2 (un hombre nuevo)

Por Daniel Chavarri

Después de la muerte de un ser querido, y un dolor de muela, mi principal fuente de sufrimiento, crisis y reflexión es una tusa (despecho) .

No tengo enemigos, ni quiero tenerlos… pero aún si tuviese así sea uno sólo, le podré desear el peor de todos los males conocidos por el hombre pero jamás un dolor comparado a ése del que hablo… y me refiero a «ése» así de lejitos porque mencionarlo es como invocar al mismo demonio…

Odio, desesperación, preocupación, confusión, tristeza, desolación, abandono, ganas de gritar, de correr, de quedarse, de hacer daño, de pelear, de romper, de destruir, de vengarse, de no hacer nada, de hacerlo todo…

…y lenta, muy lenta…muy muy lentamente…. muy despacio… todo empieza a mejorar… las cosas dejan de parecer tan graves, y no es que el dolor se halla ido,  sólo encontró un lugar cómodo para poder llevarlo a todas partes. Todas nuestras deudas kármicas parecen venir una tras otra pero nos acostumbramos tan rápido que aún así podemos seguir sobreviviendo… y justo cuando todo parece empezar a mejorar, las cosas cambian, y vuelve el dolor y la desesperación, la tristeza y la angustia… y todas esas cosas….

Cuando caí en cuenta, mi vida se había vuelto una lucha constante entre el resentimiento y el intento de recordarme a mí  mismo que todo es pasajero, debo decir que mis costumbres espirituales me ayudaron mucho en el proceso, pero era hora de superar mis miedos y traumas y tomar una decisión:  voy ya mismo pal` dentista.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Contenido Protegido