Animales de escenario

dfdfd

Según una leyenda argentina, la ciudad de Rosario, en la provincia de Santa Fe, da muchos y muy buenos artistas. Sobre todo músicos. Con un sonido muy propio, son casi una marca registrada. La lista sería enorme. Me han gustado muchos de ellos, y algunos dejaron de hacerlo hace un tiempo ya. Fue una banda de aquellos pagos rosarinos, Los Gatos, la que con su éxito “La Balsa” y aquel estribillo: “… construiré una balsa y me iré a naufragar…” despertó el Rock & Roll argentino. Haciendo el programa de radio de Café Literario, conocí a mi paisano Bonacorso. Bruno llegó a Spain con su viola al hombro y, luego de años de actuar en La Tertulia de Granada, se instaló en la ciudad de los gatos: Madrid.

IMG_4877-

Es un rosarino que navega por el océano del Pop, el Soul y versiona con talento innovador. De esto último pueda dar testimonio por haber compartido el escenario del mítico Libertad 8 madrileño. Este inquieto viajante, que orilla en el Central Park de New York para buscar sonidos y hacerlos descansar en las Sesiones de Sofá de los lunes en la calle Barco 4, está preparando nuevo álbum.

Este simpatizante por elección del Rosario Central, igual que el gran Fontanarrosa, viene a cantarnos y decirnos que su música no es para reírse.

 

Salud y saludos.

Marcelo López-Conde A.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Contenido Protegido