Desmitificando los derechos humanos…Mitos y realidades

En la Dra LILIANA VALIÑA; quien es una CLARA INVESTIGADORA de la ACTUALIDAD; esa  realidad no escapa a su ESPERTISE de los DERECHOS y más si son HUMANOS…es ahí es donde empieza su vuelo LITERARIO,  escrito en las más puras BASES de su sello DISTINTIVO…


¨Desmitificando los derechos humanos

Mitos y Realidades

 

Generalmente la gente desconoce el concepto de derechos humanos. Es un concepto plagado de prejuicios y con demasiada frecuencia se define al mejor postor. La manipulación es tan fuerte que hasta una inmensa mayoría piensa que es algo negativo. Estará mal que existan derechos de las personas y que su respeto y garantía sean obligatorios? Será poco atinado pretender que nuestros derechos sean respetados y que cada una de las personas pueda exigirlos, siempre con el límite, por supuesto, de respetar también los derechos de los demás? Que debe hacer el Estado para garantizarlos?

 

Todas las personas tenemos derechos por ser seres humanos. Se fueron ganando como producto de luchas históricas mundiales de personas y grupos sociales frente a posibles atropellos del Estado y de otros actores y son parte del avance de la noción de democracia y del anhelo de acceso a una vida digna. El más vivo, el más fuerte o el más atrevido podría impedir que los demás también sean parte de las decisiones y que los méritos y esfuerzos no sean tomados en cuenta en una sociedad. Por eso, las políticas para promover y garantizar los derechos de todas las personas son tan necesarias.

 

Los grupos humanos, reunidos en cada Estado, nos otorgamos una serie de reglas (como la Constitución y las leyes) para regular la convivencia y buscar cierto equilibrio que nos aleje de la ley de la selva. La noción de derechos humanos exige que las normas se respeten y se apliquen correctamente. El Estado, a través de sus instituciones, aprueba las leyes, investiga, judicial o administrativamente, e impone sanciones cuando se vulneran, y adopta una serie de políticas públicas para prevenir violaciones, promover oportunidades y proteger a sus ciudadanos.  Hasta aquí parece bastante lógico.

Esto significa que el Estado debe darnos de comer en la boca? No, rotundamente no! El Estado es responsable de contribuir a GENERAR LAS CONDICIONES para que TODAS las personas tengamos oportunidades para acceder a nuestros derechos. En algunos casos, las condiciones personales o sociales hacen que para algunas personas o grupos ese acceso sea mucho más difícil. Es por eso que sin políticas de Estado tal vez varios de ellos quederían excluidos de las oportunidades. En razón de esto, al Estado le toca adoptar medidas de promoción y apoyo, como, por ejemplo, subsidios, becas, cupos, prioridades, y otros beneficios que contribuyan a abrir puertas para esas personas o grupos. Sin embargo, la regla fundamental es que estos beneficios tengan un carácter  temporal, es decir, que esas puertas que se van abriendo durante un periodo dado gracias a esas medidas permitan mejores condiciones para que personas o grupos en situación de mayor vulnerabilidad puedan, mediante sus esfuerzos y protagonismo, lograr una vida digna y acceder a oportunidades reales y concretas. Es decir que aquello permita derribar las barreras u obstáculos que impedían el acceso a sus derechos.

 

Es esencial comprender que los obstáculos no son solamente económicos, como por ejemplo haber nacido en el seno de una familia en situación de pobreza; la exclusión de ciertas personas o grupos en las sociedades se da también por cuestiones seudoculturales como discriminacion o prejuicios,o simplemente por ignorancia. La sociedad y sus comunidades son diversas, pero la idea es que todos somos diferentes pero iguales en derechos. Minorías raciales, étnicas o nacionales, personas con discapacidad, mujeres, etc, según las sociedades y países, pueden verse más o menos excluidos de participar plenamente en la sociedad. El concepto de derechos humanos fue incorporando las nociones de inclusión, igualdad y diversidad, participación, dignidad, entre otras, para poder aprovechar del potencial de lo que cada uno de nosotros y nosotras puede aportar. Es como el contraste entre tener a una persona con discapacidad en la indigencia y dependiente sin libertad, o con oportunidades para estudiar, trabajar o practicar deportes, por ejemplo, y contribuir al país como un actor más, como obrero, empleado, profesional o empresario, o aún con una medalla paraolimpica, como lo han estado haciendo ahora mismo.  Todo esto, sin el Estado y, por supuesto, sin el resto de los actores, sociedad, empresas, etcétera, sería imposible. Pero el Estado es quien debe orientar con sus políticas, aunque a menudo lo haga como efecto de los propios reclamos y presiones sociales de su población, porque es éste quien administra (o debería hacerlo) el bien público.

 

Otro error sobre el concepto de derechos humanos es el que sugiere que brinda protección a “los delincuentes”. Es decir, que no reconoce el legítimo reclamo de justicia y de lucha contra la impunidad de los delitos. Sin embargo, la protección de las víctimas es una de sus esencias.

No obstante es clave que esto se haga respetando las normas y procedimientos que la sociedad se impuso a través de sus instituciones. No es aceptable que el Estado viole las reglas para sancionar a quienes no la respetan. Debe dar el ejemplo.Que pueda haber fallas, desvíos, abusos o incluso corrupción no justifica que se abandonen los derechos y las reglas, al contrario, hace que se redoblen los esfuerzos y las medidas para que eso cambie.

 

Abandonar los derechos porque el Estado, sus instituciones uotros actores sociales cumplan mal su rol sería como abdicar de los sueños de dignidad y justicia que tenemos casi todos. No hay sistema perfecto, pero hay objetivos nobles que deben primar para un presente y un futuro digno y viable que nos permita seguir soñando.¨

Si te gustó esta  EXPERIENCIA ARTÍCULO, y quieres AYUDARNOS haz tu DONACIÓN:AQUI
 
Y no se olvide de seguirnos en el…
CONTINUARÁ…

CON JABÓN…! NO COMO PILATOS PORFIS

 

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Contenido Protegido