“DIARIOS de BICICLETA…El PRÓLOGO

HORACIO GONZALEZ , nacido en los BUENOS AIRES de una ARGENTINA que despedía al mítico GRAL JUAN DOMINGO PERÓN con bombas y platillos…Hace sus estudios secundarios en el Colegio Otto Krause donde se recibe de Maestro Mayor de Obras con una CAMADA como la de 1973 que marcarán los AÑOS posteriores con  improntas dignas de IMITAR…

Luego de un paso por la Facultad de Ingeniería,  se recibe de Analista de Sistemas en la Universidad del Salvador.En septiembre de 2005, conocíó por Internet a Claudia Serna, colombiana, y desde 2006 viven en el Buenos Aires querido… Se casan en 2008…y a partir de ahí comenzaron aquello que ni ELLOS  sabían … sus famosos..:

“DIARIOS DE BICICLETA…

El PRÓLOGO

“Y un día, en septiembre de 2015, gracias a que Claudia me insistió, me subí a una bicicleta después de casi 50 años. Era una que el Gobierno de la Ciudad prestaba para poder movilizarse. FUERON LAS CUATRO CUADRAS MÁS CANSADORAS DE MI VIDA EN BICICLETA. Al día siguiente no podía caminar….  

 
Después vinieron los primeros 10km, después los 30km, y un día nos animamos a ir a Tigre. Eran 30 
Ya nos habíamos comprado nuestras OLMO CAMINO C25, gris la mía y blanca la de Claudia, y al poco tiempo nos compramos las alforjas, para pasar Año Nuevo en Tigre.
Sin darnos cuenta, estábamos incursionando en el CICLOTURISMO, actividad que hoy amamos. Fueron 3 días hermosos.
En el 2016, nos unimos a grupos de ciclistas, donde hicimos muchísimos amigos y aprendimos a planificar rutas, mecánica de bicicletas y equiparnos para hacer largos viajes.
En 2017, sentimos la necesidad de largarnos solos, y comenzamos a viajar en auto, llevando las bicis. Hacíamos base en un Hotel, y de ahí recorríamos la zona, por caminos rurales. Mar del Plata – Sierra de los Padres, Villa Gesell, Chascomús, Chivilcoy.
Ahí descubrimos que la vida de campo es atrapante. Plantaciones, animales y gente que trabaja durante todo el año, y que siempre saluda.

 
 
De a poco, empecé a notar algo muy lindo. Me gustaba visitar los pueblos que tenían estaciones de trenes, generalmente abandonadas o usurpadas. Algunas están recicladas y fueron reutilizadas como Destacamento Policial, Clubes, Sociedades de Fomentos, Bibliotecas.

Siempre me llamaron la atención las estaciones de trenes. Será por los genes heredados de mi bisabuelo John Mollony, irlandes y ferroviario?
Llevamos cerca de 180 estaciones visitadas. Pueblos casi vacíos, algunos sin habitantes, donde el cierre de los ferrocarriles los aniquiló.
La pandemia atrasó nuestros proyectos, pero aprovechamos para equiparnos, entrenar y planificar nuevos destinos.”
 
Este el ABREBOCAS de una seguidillas de capítulos que de seguro los envolverán en esas MÁGICAS ruedas, por caminos donde las historias se harán al andar de sus pedaleos que de seguro los tendrán a Uds como CÓMPLICES de sus  AVENTURAS …
Póngale MÚSICA y RODAR A RODAR mi vida…
 

Si te gustó esta  EXPERIENCIA ARTÍCULO, y quieres AYUDARNOS haz tu DONACIÓN:AQUI
 
Y no se olvide de seguirnos en el…
CONTINUARÁ…

CON JABÓN…! NO COMO PILATOS PORFIS

 

 

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Contenido Protegido