El primer MATE de un BOGOTANO…

Y vos  CHRISTIAN CORTES VERA quien sos..?

¿Quien soy yo?… bueno esa es una respuesta que día a día sigo aprendiendo, lo que puedo decir es que soy un hombre afable, de mi casa, fiel a mi familia y dado a ayudar a todos, nacido en Bogota (ROLO como la CHANGUA…dirían por aquí ) que ama los momentos en silencio, la lluvia y la naturaleza, soy quien comprende que en los mínimos detalles esta la belleza de las cosas, escribo por y con amor, amor por lo que siento, por lo que hago y por quienes amo, tambien soy una dualidad, en constante batalla con las «criaturitas de la ansiedad» que susurran a mi oido…

Casado, con una mujer maravillosa, padre de una hija que es mi todo, soy aquel que como las plantas, crece después de la lluvia, de la tormenta del dia a dia, decir mas de mi como ser humano es redundar el el paradigma filosófico, parafraseando a aquel artista «Una mitad tan triste, la otra mitad riendo…
Ahora lo entiendo, estoy viviendo»…

Es complejo de explicar, he estudiado en muchos lugares, la gran mayoría ha sido de manera empírica he estudiado seguridad informática, big DATA, programación, ethical hacking, mercadeo, redes informáticas y un largo etc , mi carrera profesional como ingeniero de sistemas (y la cual estoy por culminar) la realicé en la  UNIVERSIDAD  COMPESAR, en el SENA (a quien debo mucho) estudie análisis y desarrollo de sistemas de información, día con día estudio ya que la tecnología es bella, variable y a veces caprichosa. Actualmente estoy aprendiendo gracias a la compañía con la que trabajo todo lo relacionado con el entorno Mac e iOS y estoy mejorando mi nivel de inglés …

Y cada TANTO me gusta experimentar  con la LITERATURA y de alli salió este…

 

¨El primer MATE de un BOGOTANO…

Para el colombiano en general,un tinto ( cómo le decimos de cariño a un café cargado y oscuro) va después de una oración al cielo cada mañana al despertar, es algo religioso, es el pretexto idóneo de compartir con la familia o amigos. En las calles bogotanas propios y foráneos nos encontramos a cada paso ese letrero,casi icono patrio de nuestra idiosincrasia que reza,“ tinto, perico aromática “ el que tiene plata se toma un buen “perico” que viene siendo un café negro con leche, el que se siente “maluco” una aromática… pero sin importar el porqué ahi está el tinto.
Pero ustedes se preguntarán ¿ y a qué viene toda esta introducción si el título habla del mate?, pues bien, cómo alguien curioso y apasionado por los nuevos sabores y culturas que me considero,un colega me hablo de su vida en un país que espero visitar pronto…Argentina, nos habló de los asados monumentales, pero sobre todo de una bebida icónica, el mate, muy a su manera nos dijo de que trataba, intentó describir el sabor y el aroma mas como era el proceso de tomarlo y demás ( algo escueto a mi parecer… la verdad), creí que era un “té” de hierbas que se toma con un “pitillo”, tal fue el interés que esto causó en mi que entre risa y risa le pregunté que si me invitaría un mate , su respuesta fue , “ si..! Un día de estos,todo bien”

Y así fue que quedé con las ganas no solo de beber ese manjar gaucho del que tanto habló si no de experimentar ese ritual que es beberlo…como todo en el ir y venir de las cosas los días pasaron y fuí olvidándome del tema, llamémosle cosas de Dios o del destino tuve la fortuna de conocer a Alejandro un Argentino a carta cabal que entre charla y charla avivó de nuevo en mí esa idea y esa ilusión de vivir la experiencia de beber mate, y es aquí donde esté bogotano mechudo que hoy les habla con mucho amor comienza a ver con asombro aquello que es el verdadero ritual del mate; en Bogota es complejo conseguir un mate y ni hablar de las bombillas, pedir esto en línea me llevaría tiempo y mi sed de curiosidad ( y por supuesto de mate) me llevo a contactar de nuevo a Alejandro quién felizmente se ofreció no solo a ayudarme a conseguir el mate y la bombilla si no que me enseñaría ese mágico ritual del beber un mate, ( ya se imaginarán, yo quedé alucinándo a colores) no tanto por el hecho  que bebería mate, si no por que un gran ser humano me ofrecía su tiempo y su casa para enseñar a un bogotano criado con tinto, el ritual del mate. Así pasaron los días y felizmente conseguí mi mate y la hierba pero la bombilla era otra historia así que le llame y le conté, el felizmente me dijo “ vos no te preocupés yo te regalo la bombilla, eso sí debes venir a casa y beber mate” para no alargar mas esta fantástica historia de un mechudo común,disfrutando y aprendiendo del bello ritual que es para un argentino y le cito textualmente “abrir las puertas de tu casa es abrir las puertas de tu corazón” cebar unos buenos mates, tener una tertulia como pocas hoy día y compartir experiencias es algo que te marca el alma a fuego. al día que escribo esto,se celebra en la Argentina el día internacional del mate ( tomar como referencia la pagina web del MATE y sus detalles …) pues fue tal la experiencia de este primer MATE que de seguro no será el último.¨

Nos tomamos unos MATES..?

 

Si te gustó esta  EXPERIENCIA ARTÍCULO, y quieres AYUDARNOS haz tu DONACIÓN:AQUI
 
Y no se olvide de seguirnos en el…
CONTINUARÁ…

CON JABÓN…! NO COMO PILATOS PORFIS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Contenido Protegido