RAPIDÓ …Y FURIOSÓ… a la francesa por CLAUDE LELOUCH..!

En un MUNDO ; y nunca mas que en estos días : que vive , pareciera ser MAS que RAPIDO & FURIOSO…donde las LOCURAS están a la orden del DÍA…pareciera ser que la realidad ha superado al SEPTIMO ARTE…

No será TIEMPOS de modificar actitudes BELICISTAS y entrar en las DIALOGUISTAS…hummm se la dejamos ahí…

Mientras tanto les aportamos esta JOYITA de los CORTOMETRAJES , de la mano de un francoparlante de LUJO… 

¨En agosto de 1978, hace 39 años, el cineasta francés Claude Lelouch adaptó una cámara giroscópicamente estabilizada en el frente de una Ferrari 275 GTB e invitó a un amigo, piloto profesional de Fórmula 1, para hacer un trayecto en el corazón de París, a la mayor velocidad que pudiera.

La hora sería tan pronto como el día se aclarara.

La película sólo daba a 10 minutos y el trazado sería de Porte Dauphine, a través del Louvre hasta la basílica de SacreCoeur.

Lelouch no consiguió permiso para interdictar ninguna calle en el camino. Un Peligroso trayecto a recorrer.

El piloto completó el circuito en 9 minutos, llegando a 260 km por hora.En ciertos momentos la película le muestra perforando señales rojas, casi  atropellando a los peatones, espantando palomas entrando en calles de sentido único. El sol ni siquiera había aparecida.

El piloto, habría sido René Arnoux, o Jean-Pierre Jarier,no esta claro aún…

Cuando mostró la película en público por primera vez, Claude Lelouch
fue preso. Pero nunca reveló el nombre del piloto de fórmula 1.
La película fue prohibida, pasando a circular sólo en el
Underground.

Si no has visto aún el clásico, sostiene la respiración y ajustate el cinturon…Vale la pena disfrutar de la emoción de pasear en París como si estuviera  abordo de un Ferrari 275 GTB…

https://youtu.be/zvDXlDxMnb4

Polémica y equívocos con el corto de Lelouch
C’était un rendez-vous se transformó en mucho más que un simple corto. Su producción, su estreno y su mirada derivó en diferentes polémicas, algunas de ellas aclaradas recién 30 años después de su estreno por su propio director. Por empezar en muchos lados se sigue diciendo que el auto (que en ningún momento se ve a lo largo del film) es una Ferrari 275 GTB.

Sin embargo, el director francés se encargó de develar el misterio de ese ronroneante motor: su cámara fue puesta en el frente de un Mercedes-Benz 450 SEL 6.9. Desde unos 30 cm. por debajo de la estrella, captó todo lo que se le cruzó a lo largo de los 10.42 km de recorrido que hizo en 7 minutos 57 segundos, a un promedio de 78.64 km/h.

La confusión se suscitó por el sonido del motor: Lelouch aclaró que eligió filmar en un Mercedes por su buena suspensión, lo que le aseguraba que la cámara (y por ende la imagen) no saltaría como en una Ferrari, que tiene suspensiones más rígidas. Luego de filmar con el 450 SEL -al que le había quitado el caño de escape para tener más potencia- repitió el recorrido con una Ferrari para grabar el sonido del motor V12 que luego montó sobre la imagen.

Si bien dice que repitió la velocidad e hizo los cambios en el mismo lugar, en la segunda pasada asegura haber respetado los semáforos.

Incomprobable …

TODOS DECIMOS QUE LOS PASAMOS EN COLOR NARANJA..!

 

THE END

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Contenido Protegido